QUIENES  SOMOS

SOBRE SERAPAZ A.C.

SERAPAZ es una organización civil, mexicana, independiente y no lucrativa, fundada e inspirada por Don Samuel Ruiz. Brinda servicios para la Paz, la justicia y la dignidad a través del fortalecimiento de actores sociales mediante el acompañamiento y la articulación de procesos e iniciativas locales en conflicto.

En SERAPAZ consideramos que los conflictos son expresiones de las estructuras sociales que generan desigualdad, empobrecimiento e injusticia. Ante este escenario, nos definimos como un actor constructor de paz, que busca la transformación de estas estructuras, a través de la canalización de conflictos hacia vías de solución política y no violenta, con una dinámica liberadora de opción por los pobres, en particular de los pueblos indígenas.

MISIÓN

Somos una instancia mexicana de la sociedad civil que favorece la Transformación Positiva de Conflictos, contribuyendo al fortalecimiento y formación de los actores sociales, con un enfoque integral, de largo alcance, alternativo y fundado en valores de respeto, solidaridad, justicia y paz.

VISIÓN

Ser una organización que busca la transformación estructural de las condiciones generales de lucha y conflictividad social, promoviendo una cultura de paz basada en la búsqueda de la justicia y el respeto a los derechos humanos.

NUESTROS VALORES

Respeto a la diversidad y libertad de creencias – Justicia, Equidad y Paz – No violencia y solidaridad – Democracia, consenso, horizontalidad y convergencia –  Inclusión, tolerancia y respeto por la vida y la dignidad humana Igualdad de género – Apertura, disposición y transparencia – Confiabilidad – Alta calidad y efectividad en el trabajo – Cooperación y colaboración

OBJETIVO GENERAL

Contribuir a la construcción de la Paz a través del fortalecimiento de actores sociales para la transformación positiva de sus conflictos.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Participar y contribuir en el análisis y la construcción de estrategias y alternativas en temas cruciales de la conflictividad estructural.

Fortalecer a los actores sociales en conflicto, como sujetos propositivos de la transformación social, contribuyendo al diseño y desarrollo de estrategias y propuestas políticas, no-violentas y de largo alcance orientadas a la transformación de sus causas.

Fortalecer capacidades y posicionamiento de los actores sociales en conflicto a través de procesos de análisis, formación, articulación y comunicación relacionados con la transformación positiva de los conflictos.

Incidir en el ámbito político y en las condiciones generales de la disputa nacional, aportando al proceso de transformación social a partir de la transformación de los conflictos y la prevención de escaladas violentas y represivas.

RESEÑA HISTÓRICA

Servicios y Asesoría para la Paz surge como un mecanismo de apoyo a la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI), organismo presidido por el entonces obispo de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz García. En el proceso de diálogo establecido entre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Gobierno Federal, la CONAI fungió como organismo mediador entre ambos actores.

Formalmente constituida en 1996, Serapaz constituye un instrumento financiero, administrativo, jurídico y técnico de la mediación hasta la disolución de la CONAI en 1998. Durante ese periodo, Serapaz realiza sus tareas manteniendo un bajo perfil, siendo sólo una instancia de apoyo. Al disolverse la CONAI en junio de 1998, diversas tareas vinculadas con la mediación y la articulación civil para el trabajo de Paz, se trasladan a Serapaz.

Se abre entonces, una etapa en la que Serapaz asume la tarea de sistematizar y divulgar lo que fueron las tareas de la disuelta Comisión Nacional de Intermed-iación hacia los actores civiles, nacionales e internacionales. Los ejes de su actuación durante esta etapa (1998-2001), fueron el análisis, la sistematización y la divulgación del proceso de diálogo y de paz en Chiapas, así como distintas tareas, acciones e iniciativas por el cumplimiento de los llamados Acuerdos de San Andrés, uno de los frutos del diálogo y eje de la movilización indígena, tanto del EZLN como del Congreso Nacional Indígena.

Durante estos años, se impulsaron líneas de trabajo fundamentales: la tarea permanente de análisis y reflexión sobre los cambios en el escenario nacional e internacional, tarea compartida con diferentes actores sociales y políticos; la investigación y sistematización en torno al conflicto armado en México; la
sistematización y digitalización de los más de 9.000 documentos que constituyen el archivo de la mediación (Archivo Histórico); el fortalecimiento de los actores y las dinámicas de paz en Chiapas, así como la promoción y el apoyo a múltiples iniciativas y articulaciones nacionales para la construcción de paz en el país.

A partir del 2002, destaca el contacto y participación de Serapaz en la conformación de espacios y frentes articuladores del amplio movimiento social mexicano, los cuales se convierten en plataformas de relaciones, confianzas e iniciativas para su intervención en otros conflictos nacionales emblemáticos. Del 2005 hasta la fecha, Serapaz ha dado acompañamiento a actores sociales en conflicto, formalizándose como el quehacer de Serapaz, desde ese año, se implementan nuevos programas orientados al fortalecimiento de actores sociales en conflicto y a la incidencia en estructuras, procesos, actores y cultura, cuyo objetivo es la construcción de nuevas formas de transformación de los conflictos sociales en el país.

Desde el 2002 y hasta 2005, los enlaces, redes y vínculos de Serapaz se diversificaron lo cual, conjuntamente con la experiencia adquirida en el proceso de Chiapas, permite tomar la decisión estratégica de comenzar el acompañamiento a otros actores en conflicto con el Estado, así como, participar en la construcción de plataformas de la sociedad civil dirigidas hacia el cambio social. Los procesos de acompañamiento y asesoría inician en 2001 con el conflicto entre campesinos integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de y el Estado, a partir de la decisión unilateral del gobierno de expropiar tierras a los ejidatarios de la zona de Texcoco, para destinarlas a la construcción de un aeropuerto.

Top