¿Latinoamerica en venta?/ El Ejercicio del Criterio

6 mayo, 2013

El Movimiento de las comunidades costeras de Costa Rica un ejemplo para México.

Por Francisco Domínguez Canseco

En Costa Rica a la Asamblea Legislativa, de ese país centroamericano, aprobó a inicio del mes de mayo la ley de Territorios Costeros Comunitarios (TECOCOS) que involucra a unas 50 mil familias. Con esta ley, sólo se podrán otorgar concesiones en los territorios costeros a los ciudadanos inscritos en un padrón elaborado por los municipios, ello les asegura certeza jurídica, que era una demanda de la comunidades costeras desde el año 2009. La nueva ley reconoce la pesca artesanal, el turismo rural comunitario e incluye la extracción con vigilancia científica, esta disposición es fundamental para que el estado garantice el equilibrio entre la naturaleza y las comunidades. La ley reconoce el derecho de los pobladores a disfrutar y aprovechar para su desarrollo económico lo bienes naturales existentes en el territorio que habitan en prioridad con los extranjeros. Desde ahora el movimiento pasa a una nueva etapa: hacer valer la ley y asegurar que la disposición establecida sobre la extracción se cumpla y en el mejor de los casos se evite, ya que la experiencia nos dice que esa actividad deja daños irreversibles a la naturaleza.

Atrás de la medida legal, ahora ley nacional, se encuentra el movimiento de las comunidades y pueblo costeros, que es una lucha social de hombres y mujeres pescadoras, que contó con la solidaridad de la iglesia católica, profesores, organizaciones campesinas y la red de derechos humanos de Costa Rica.

Este movimiento social estableció relaciones de trabajo y cabildeo con representantes de la Asamblea Legislativa para construir la ley TECOCOS; en el año 2012 formaron  una comisión de negociación política en la que el gobierno de Costa Rica envió al vicepresidente de la república; también participaron un representante de la red de territorios costeros y un vocero de cada fracción legislativa. Este proceso de negociación y la permanente vigilancia del movimiento de los pueblos y comunidades costeras dieron como resultado la ley TECOCOS. Debo decir que dentro de la Asamblea Legislativa contaron con el apoyo del Frente Amplio y el diputado José María Villalta; quienes asumieron su responsabilidad frente al pueblo de Costa Rica y el movimiento social costero que defiende su derecho a disfrutar y aprovechar los bienes la naturaleza.

En México, 24 de abril, apenas unos días antes de la aprobación de la ley TECOCOS de Cota Rica, la Cámara de Diputados aprobó la reforma al artículo 27 constitucional, con lo cual se permitirá a extranjeros comprar inmuebles en playas y litorales mexicanos. Las fracciones parlamentarias del PRI y PAN se unieron para reformar la constitución; estableciendo que los ciudadanos de extranjeros podrán adquieran propiedades en lo que se llamaba zona restringida, la cual comprende una franja con profundidad de 100 kilómetros en las fronteras y de 50 en las playas.

Con esta medida se van a legalizar cientos de propiedades que ahora son ocupadas por extranjeros mediante prestanombres o arrendamientos. México está en venta, con la medida aumentaran la playas privadas o ocupadas por extranjeros, donde las y los mexicanos no podremos entrar. Según el PRI y el PAN con la reforma se va impulsar el desarrollo turístico internacional, la inversión extranjera y la generación de empleos.Además se van a eliminar a los intermediarios que figuran como los propietarios de la tierra, al tiempo que al modificar la prohibición de adquirir el dominio directo del inmueble en las costas se considera una estrategia que permitirá y dará certeza a la inversión extranjera en vivienda familiar, pues hoy día existe un sin número de propiedades que extranjeros ocupan en las vacaciones. Ahora en México existen, de manera tolerada, cientos de propiedades que son ocupadas para negocio por compañías extranjeras de turismo, donde los dueños originarios de las tierras son trabajadores mal pagados y los turistas nacionales no pueden entrar.

Con la reforma al 27 constitucional, inicia el pago de compromisos contraídos por Peña Nieto y  que  Calderón en su momento no puedo cumplir a lo interés que las grandes empresas turísticas extrajeras tiene en nuestro país. Bajo estas circunstancias el ejemplo del movimiento de las comunidades costeras de  Costa Rica es esperanzador para el pueblo de México y amplía las posibilidades de que los pueblos de latinoamericanos aprendamos de nuestras experiencias exitosas y defendamos nuestros territorios y bienes naturales. Usted qué opina amable lectora y lector. frandcanseco@gmail.com

Aprobaron diputados privatización de las playas de México

Compartir:

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: