Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México respalda informe CIDH y exige al Estado cumplimiento de las recomendaciones

LOGO-MOV-X-NUESTROS-DESAPARECIDOS-negro

México D.F., a 7 de marzo de 2016

 

  • El informe de la CIDH recoge la situación que sufren las familias de las personas desaparecidas y la gravedad de la desaparición de personas en México.
  • El MNDM rechaza las declaraciones oficiales que buscan descalificar el informe de la CIDH y negar la realidad de crisis de graves violaciones a los derechos humanos en México.
  • El MNDM exige el cumplimiento de todas las recomendaciones de la CIDH para enfrentar las graves violaciones a los derechos humanos y sobre todo desapariciones forzadas y por particulares.

 
El pasado 2 de marzo de 2016 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó su informe “Situación de Derechos Humanos en México”, elaborado tras su visita a nuestro país entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre de 2015. En este extenso informe la CIDH nos muestra un doloroso espejo de la realidad que vivimos actualmente en México.
La CIDH analiza las consecuencias de la llamada “guerra contra el narcotráfico” en el incremento de la violencia a niveles alarmantes, la pérdida de más de cien mil personas, la desaparición forzada y por particulares y el desplazamiento de miles de personas en el país. Asimismo, la CIDH señala que “a pesar del cambio de gobierno en diciembre de 2012, no habrían cambios sustanciales en relación a las políticas de seguridad”. Para este organismo, el despliegue de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública y la militarización no han hecho más que incrementar la violencia, las violaciones a los derechos humanos y la impunidad.
El Informe describe la crisis de graves violaciones a los derechos humanos, tales como la desaparición forzada y la desaparición de personas, las ejecuciones extrajudiciales y la tortura, así como la situación de periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos y otros grupos especialmente afectados por el contexto de violencia en el país. Al mismo tiempo, la CIDH nos ayuda a entender cómo llegamos hasta aquí y qué ha hecho posible el horror que vivimos hoy en día tantas familias mexicanas y familiares de personas migrantes desaparecidos en nuestro territorio que enfrentan una pesadilla aún más difícil. Para la CIDH, la impunidad estructural y sistémica, estrechamente vinculada con la corrupción, que ha prevalecido desde la Guerra Sucia hasta nuestros días ha permitido que estos crímenes se multipliquen.
La CIDH reitera lo que hace casi un año afirmó el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU: las desapariciones en México son generalizadas (párrafo 105). La cifra oficial al momento de elaborar su informe ascendía a más de 26 mil personas desaparecidas, de las cuales 7,016 son niños, niñas y adolescentes, lo cual representa el 30% de las desapariciones. Además señala que para el año 2012, de cada 10 adolescentes desaparecidos entre 15 y 17 años, 7 son mujeres. El informe alerta sobre la falta de claridad sobre las cifras de personas desaparecidas y menos aún de las sometidas a desaparición forzada, y en particular de mujeres y niñas desaparecidas. Pero también habla de nuestros familiares desaparecidos más allá de las cifras:
“Las víctimas de desaparición son hombres y mujeres, niños y niñas, personas indígenas, campesinas, estudiantes, migrantes, defensoras, e incluso funcionarios estatales. En algunos casos dramáticos, algunas personas han perdido a más de un familiar (…). El común denominador de los testimonios recibidos fue la incesante búsqueda de sus seres queridos “hasta encontrarlos” y una impunidad alarmante” (párrafo 101).
En su informe, la CIDH recoge las voces de los familiares que sufren la ausencia de su ser querido, pero también de indiferencia, apatía por parte del Estado, negligencia y falta de voluntad, que se refleja en obstáculos para la búsqueda y la investigación, así como falta de coordinación entre autoridades federales y estatales.
Los y las familiares de personas desaparecidas no hemos dejado de buscar a nuestros seres queridos desde que los arrancaron de nuestro lado, durante la llamada Guerra Sucia desde finales de los años 60´s, o recientemente, con la guerra contra el narcotráfico, a pesar de la falta de mecanismos para acceder a nuestros derechos establecidos en la Ley General de Víctimas. Frente a la incapacidad de las autoridades, investigamos por nuestra cuenta y nos enfrentamos a la simulación y la impunidad, luchamos por la justicia, caminamos los cerros y cavamos en fosas con la esperanza de que alguna familia encuentre la paz y el más elemental derecho de enterrar dignamente a sus familiares.
Las organizaciones que formamos parte del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México respaldamos el Informe de la CIDH sobre la situación de México porque detrás de esas páginas estamos nosotros, nuestro dolor y el amor que nos mueve a seguir luchando. También están quienes no han denunciado por miedo, o porque no tienen recursos para hacerlo. Y sin embargo, una vez más, el Estado decide cerrar los ojos y atacar al mensajero: “No refleja la situación general del país y parte de premisas y diagnósticos erróneos” dijeron la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Gobernación, como si la realidad se pudiera borrar por decreto.
Frente a esto, exigimos al Estado mexicano que reconozca la magnitud de la crisis de violaciones a derechos humanos como primer paso para empezar a enfrentarla, y el cumplimiento de todas las recomendaciones de la CIDH, en particular las relativas a la problemática de las desapariciones y desapariciones forzadas:

  • Adoptar una Ley sobre desaparición y desaparición forzada, con la participación sustantiva de los familiares y organizaciones de familiares de personas desaparecidas.
  • Establecer mecanismos de búsqueda inmediata de personas desaparecidas en todo el territorio nacional, y fortalecer los mecanismos de alerta temprana y búsqueda urgente de mujeres y niñas.
  • Mejorar el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y Extraviadas como Registro Único de Personas Desaparecidas, que proporcione información confiable sobre desapariciones forzadas, así como desapariciones forzadas o por particulares de mujeres y niñas, y una base de datos genéticos e información personal para la búsqueda.
  • Atender a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en particular la de entrevistarse con miembros del Ejército y visitar el 27 Batallón, y continuar con las investigaciones. Considerar la utilización de mecanismos similares al GIEI para otros casos de graves violaciones a los derechos humanos.

 
Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México
 
 
Unión de Madres de Familiares de Desaparecidos de Sinaloa de los años 70´s, Colectivo Colibrí, Familiares en Búsqueda de Xalapa Veracruz, Los Otros Desaparecidos de Iguala, Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco, Justicia Para Nuestras Hijas A.C. Chihuahua, Voces Unidas por la Vida, Familias de Desaparecidos Orizaba y Córdoba del Estado de Veracruz, Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León A.C., Red Eslabones por los Derechos Humanos Región Centro, Colectivo el Solecito de Veracruz, Desaparecidos Justicia A.C. Querétaro, Siempre Vivos de Chilapa, Guerrero, Familias Unidas Piedras Negras Coahuila, Eslabones por los Derechos Humanos Estado de México, Eslabones por los Derechos Humanos Nuevo León, Unidos por los Desaparecidos de Baja California A.C., Comité de Familiares de Personas Desaparecidas en México, “Alzando Voces” COFADDEM, Red de Enlaces Nacionales, Grupo V.I.D.A, FUNDEM Región Saltillo, FUNDEM Región Laguna, FUNDEM Región Centro, Eslabones por los Derechos Humanos Morelos, Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero, Por Amor a Ellos, Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz, Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México AFADEM-FEDEFAM, ADHEM, Red de Alerta Temprana, Colectivo 21 de mayo, Red de Madres Veracruz .
 
Organizaciones de la sociedad civil
 
Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, A.C., Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, A.C., Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi A.C., Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Fundar Centro de Análisis e Investigación A.C., Cauce Ciudadano A.C., Fundación Diego Lucero, A.C., Programa de Atención a Víctimas-UAEM, Zacatecanos por la Paz, Taller de Desarrollo Comunitario, A.C., Mujeres de Pacto, A.C., Centro de Capacitación Integral y Desarrollo Integral de la Familia, A.C., Servicios y Asesoría para la Paz, A.C.
 
A título personal: Atala Chávez y Arredondo, Adrián Ciriaco Salvador

Top
%d bloggers like this: