El CDDH Fray Juan de Larios, repudia la acción de grupos civiles armados en la resolución de conflictos sociales como el del Ejido Gabino Vázquez

COMUNICADO

El CDDH Fray Juan de Larios, repudia la acción de grupos civiles armados
en la resolución de conflictos sociales como el del Ejido Gabino Vázquez

Saltillo, Coah., 19 de noviembre del 2015

Ante los acontecimientos ocurridos el pasado 4 de noviembre en el Ejido Gabino Vázquez, del municipio de Cuatro Ciénegas, Coahuila, el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios comunica lo siguiente:

A petición de algunas familias, acudimos a este ejido para documentar las agresiones por parte de grupos civiles armados, quienes presuntamente fueron enviados por empresarios monclovenses, quienes disputan desde hace años las tierras ejidales de campesinos de Gabino Vázquez. Según los testimonios recibidos, desde el 30 de octubre se iniciaron los primeros actos de intimidación y amenazas, concluyendo el miércoles 4 de noviembre con actos de mayor violencia perpetrados por civiles armados bajo la instrucción de presuntos trabajadores de la familia Kamar Gómez. Según los testimonios, aproximadamente 10 hombres con armas largas, liderados por abogados y trabajadores al servicio de empresarios monclovenses, con la presencia de un regidor de Cuatro Ciénegas, llegaron al ejido entre las 13:00 y las 14:00 horas en dos camionetas y un tráiler que llevaba una retroexcavadora, incendiaron y demolieron más de diez viviendas, así mismo el templo religioso que también era utilizado como salón de juntas, el local del Comisariado Ejidal y la Casa de Salud. Según testimonios, a uno de los ejidatarios, adulto mayor, lo subieron a una camioneta; lo pasearon con los civiles armados mientras saquearon, quemaron y destruyeron las casas, lo amenazaron con rociarlo de gasolina y prenderle fuego; todo el tiempo de la privación de la privación de su libertad estuvo sometido por hombres armados. Según testimonio de los campesinos, el objetivo de estos actos violentos era que las familias desalojaran las tierras, dado que desde hace varios años se sostiene un juicio agrario por la propiedad ejidal.

Cuando los agresores se retiraban del ejido, entre las 19:00 y 20:00 horas, se encontraron con otros cuatro ejidatarios que acudieron al ejido al enterarse que estaban quemando sus casas y patrimonio. Estas personas fueron sometidas por los civiles armados; mientras los mantuvieron de rodillas, a la entrada del ejido con la camiseta cubriéndoles el rostro y la cabeza, los golpearon, e insultaron y amenazaron. Por su parte los ejidatarios reconocieron a algunos de los hombres que dirigían al grupo como al abogado de Kamar Gómez, otra persona llamada Armando (N) y a un regidor de Cuatro Ciénegas. Este hecho fue el último de varios que en los últimos días habían vivido en ese ejido.

Ese mismo día la Policía Acreditable se movilizó al ejido al recibir la denuncia; en el camino se topó con las camionetas y el tráiler que transportaba la retroexcavadora, un grupo de familias iba con estos funcionarios de Seguridad Pública, quienes fueron testigos de la detención de los civiles armados y las personas que los dirigían, a quienes trasladaron hasta la cabecera municipal, para que un poco tiempo después, fueran puestos en libertad.
Por lo anterior, como Centro de Derechos Humanos denunciamos:

1. Que se investigue la acción de grupos civiles armados utilizados por empresarios monclovenses y se finquen responsabilidades penales correspondientes por estos hechos de violencia.
2. Que se investigue y sancione a quienes permitieron que los agresores quedaran en libertad poco después de haber cometido los hechos de violencia en el Ejido Gabino Vázquez.
3. Que las autoridades, tanto locales como federales, proporcionen y garanticen seguridad a quienes viven en el Ejido Gabino Vázquez, así como a los agentes de pastoral y al párroco de San José en Cuatro Ciénegas, quienes han hecho la denuncia públicamente.

Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios

*El ejido Gabino Vázquez está conformado por 37 ejidatarios; cuenta con 92 mil hectáreas; es el segundo más grande del estado de Coahuila. Los ejidatarios viven de la candelilla que comercializan en la cabecera municipal. La mayoría de las familias se desplazan a Cuatro Ciénegas para sobrevivir puesto que no cuentan con agua potable ni energía eléctrica.

Compartir:

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: