Diálogo interactivo de derechos indígenas y campesinos en la ONU

México, 22 de septiembre.- En el pleno del Consejo de Derechos Humanos de la ONU se efectúa con la Relatora Especial de Pueblos Indígenas y el Mecanismo Experto de Derechos de los Pueblos Indígenas, el diálogo interactivo de derechos indígenas y campesinos. En ese marco, además de diversas intervenciones de organismos de sociedad civil, también se presentó el informe “Una sentencia fallida” de la consulta a la Tribu Yaqui. Acá las palabras de Alberto Solís, Director Ejecutivo de SERAPAZ, en Ginebra, Suiza.
Gracias Sr. Vicepresidente
En nombre de International Fellowship of Reconciliation y de Servicios y Asesoría para la Paz, (SERAPAZ), México, quiero exponer nuestra preocupación sobre la situación que guardan los derechos de los pueblos Indígenas en México.
Sobre todo la violación constante al derecho a la consulta, libre, previa e informada frente a miles de proyectos de infraestructura y extractivos que se implantan en sus territorios. Nos preocupa la manera en que se ha utilizado las consultas establecidas por el Gobierno como un mero trámite administrativo de simulación. Tales son los casos de la Tribu Yaqui, en Sonora, con una consulta fracasada por falta de cumplimiento de acuerdos sobre la operación del Acueducto Independencia; la comunidad Ñañu de San Francisco Xochicuautla, en el Estado de México que enfrenta la expropiaciones de sus tierras para una supercarretera, excusándose en una consulta inexistente; las comunidad de indígenas de la región del Istmo en Oaxaca que enfrentan los megaproyectos eólicos; o las Coras en Nayarit que enfrentan la construcción de una represa.
De igual forma nos preocupa la criminalización de líderes indígenas quienes por defender su tierra, territorio, bienes naturales y seguridad han sido encarcelados, tal es el caso de Mario Luna, secretario de la tribu Yaqui; Semei Verdia, indígena Nahua de la comunidad de Ostula, Michoacán y Nestora Salgado, mujer indígena de Olinalá Guerrero.
La militarización en el contexto de la violencia generalizada en el combate al narcotráfico en el país ha afectado a comunidades indígenas con ataques armados en su contra. Tal es el caso de Ostula, en Michoacán donde fue sido asesinado el niño Idilberto Reyes García.
Agradecemos a la comunidad internacional el apoyo al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes GIEI, en su investigación por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero; varios de ellos pertenecientes a pueblos indígenas. Recordamos que hay miles de personas desaparecidas en México entre ellos muchos miembros también de pueblos indios.
Solicitamos a la comunidad internacional su intervención para que se respete la integridad física y los derechos de los pueblos indios en México.
Gracias

Compartir:

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: