Comunicado EPR

AL PUEBLO DE MEXICO
A LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES DEFENSORAS DE DERECHOS
HUMANOSNACIONALES E INTERNACIONALES
A LAS ORGANIZACIONES POPULARES, POLÍTICAS Y REVOLUCIONARIAS
A LOS MEDIOS DE COMUNICACION DE MEXICO Y EL MUNDO
A LOS MEDIOS ALTERNATIVOS DE COMUNICACION
A LA COMISION DE MEDIACION:Miguel Álvarez Gándara, Jorge Fernández
Souza, Dolores González Saravia, José Enrique González Ruiz,+Miguel
Ángel Granados Chapa, Juan de Dios Hernández Monge, Rosario Ibarra de
Piedra, Gonzalo Ituarte Verduzco, Gilberto López y Rivas, +Carlos
Montemayor, Pablo Romo Cedano, +Samuel Ruiz García.
¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!
La detención-desaparición de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y
Gabriel Alberto Cruz Sánchez, el 25 de mayo de 2007 en la ciudad de
Oaxaca, se da en un contexto de auge del movimiento popular
magisterial y la escalada represiva del gobierno estatal y el federal,
encabezado por el PRI y el PAN respectivamente. Crimen de lesa
humanidad y de Estado que vino a desenmascarar a nivel nacional e
internacional la sistemática e ininterrumpida práctica terrorista del
Estado mexicano desde los años 60.
Debemos recordar que su presencia en esos momentos en Oaxaca fue
coadyuvar en el desarrollo del movimiento de masas, ya que el deber
moral de cada miembro del partido es jamás abandonar al pueblo en sus
luchas a pesar de los riesgos que corramos. A nadie se le debe olvidar
que en Oaxaca siempre hemos estado presentes dentro de las luchas
populares, hombro a hombro con ese pueblo que siempre ha tenido
conciencia y voluntad de combatir. Aunque muchos en su carrera
oportunista quieran omitirlo.
A los más de 810 casos de desaparición forzada por motivos políticos
en los 60’s a los 80’s en los gobiernos priistas, documentados por
organismos defensores de los derechos humanos nacionales e
internacionales, se suman hoy los más de 30 mil por motivos políticos
y sociales perpetrados por panistas en dos sexenios, lo que habla del
carácter represivo y antidemocrático del régimen.
La detención-desaparición de nuestros compañeros se dio en el marco de
una campaña de contrainsurgencia nacional encaminada a eliminar
físicamente a opositores, luchadores sociales consecuentes, defensores
de derechos humanos y todo aquel ciudadano que mostrara el mínimo de
inconformidad contra el régimen, en esos días sumaron más de 40 los
casos denunciados y/o documentados de desaparición forzada, todas
vinculadas a la lucha contra el régimen. Quedando en evidencia el
despliegue contrainsurgente con fines de “limpieza social”.
Del abominable hecho de detener y desaparecer personas por motivos
políticos,hubo quienes negaron esta política de gobierno ya sea por
comisión u omisión, pusieron en duda el crimen de lesa humanidad
cometido contra nuestros compañeros y otros luchadores sociales. Sin
embargo, no fueron ni dos, ni tres, o “unos cuantos” los
desaparecidos, hoy son más de 30 mil y superan a las víctimas
generadas por las dictaduras militares en Sudamérica.
A la indiferencia de derecha respondió el pueblo organizado y
personalidades honestas en un acto de sensibilidad humana y
solidaridad, denunciando este tipo de barbarie Estatal y exigiendo su
presentación, a todos ellos nuestro más sincero agradecimiento y
reconocimiento por su valor.
Motivados por esta respuesta popular para con nuestros compañeros y
nuestra forma de lucha nos atrevimos a solicitar a destacadas
personalidades con solvencia moral y política, todos ellos
caracterizados por su calidad humana y trayectoria reconocida en la
búsqueda de la justicia, para que coadyuvaran en la búsqueda de
nuestros compañeros y lograr su presentación con vida y en libertad.
La Comisión de Mediación, de inicio a fin, jugó papel importante para
conocer la verdad sobre el destino de nuestros compañeros. Hoy queda
fehacientemente demostrado que fueron detenidos-desaparecidos por
fuerzas policíaco-militares del Estado mexicano, un hecho que no es
aislado, por el contrario es de carácter sistemático y constituye una
política de Estado.
Ante la diligencia, empeño y esfuerzo de los integrantes de la
Comisión de Mediación en loable tarea, todo en función de querer
resolver por medio de gestiones e investigación dentro de los causes
legales por estrechos que fueron, a pesar de ello, documentalmente
está probado que el crimen de lesa humanidad de desaparición forzada
existe, hay autores materiales e intelectuales, nombres conocidos por
su trayectoria represiva y esbirros del sistema que gozan de
impunidad.
La Comisión de Mediación se enfrentó a la violencia institucional y la
prepotencia que caracteriza a regímenes autoritarios. También, al
igual que nosotros, todo el tiempo se enfrentaron a la censura y
autocensura de los medios de comunicación, que mientras no se queme
pólvora y corra sangre no se es noticia que venda y por lo tanto no
dan voz ni rostro a los desaparecidos, ni a los familiares, mucho
menos a quienes valientemente interceden por ellos.
Comprendemos su valiente y valerosa determinación de dar por concluido
su trabajo de mediadores en el caso puntual de conocer el paradero de
nuestros compañeros. De antemano agradecemos sus esfuerzos
comprometidos con la verdad y la justicia. Sabemos que su labor por la
justicia y la lucha contra el régimen neoliberal no termina aquí.
Del curso que tomen los acontecimientos, el único responsable es el
Estado mexicano y sus administradores en turno.
Honor y gloria a quienes en el proceso del cumplimiento de las tareas
de la Comisión de mediación, lamentablemente murieron.
Samuel Ruiz, Carlos Montemayor y Miguel Ángel Granados Chapas.
¡PRESENTES!
¡A EXIGIR LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE TODOS LOS DETENIDOS
DESAPARECIDOS DEAYER Y HOY!
¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAÍS!
¡JUICIO Y CASTIGO A LOS CRIMINALES DE ESTADO!
¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ CENTRAL
DEL
PARTIDO DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO
(CC-PDPR)
COMANDANCIA GENERAL DEL
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
(CG-EPR)
AÑO 48
República mexicana, a 6 de noviembre de 2012.

Compartir:

Leave a Reply

Top
%d bloggers like this: