Boletín de prensa: Contra la gasolinera ilegal en San Pedro Mártir, Tlalpan, D.F.

1545212_1409132879331924_1324003690_n

07 de enero de 2014
Campamento Ixtliyólotl por la vida y la dignidad del pueblo

En días recientes (La Jornada en Línea 02/01/2013) el secretario de gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano Cortés declaró que el campamento Ixtliyólotl “estaba instalado en propiedad privada”; que hay “resoluciones judiciales que favorecen a los propietarios de la gasolinera”, quienes solicitaron retirar el campamento; que la presencia de la fuerza pública desde el 25 de diciembre responde “a la amenaza que los vecinos hicieron de bloquear la carretera federal México-Cuernavaca”; que el operativo no está “relacionado con la gasolinera”; y que el juicio legal contra la gasolinera es para determinar si se puede “vencer a los propietarios”.

Al respecto aclaramos lo siguiente:

  • El campamento estaba ubicado en la calle, que es vía pública. En dicha calle están construyendo la rampa de acceso a la gasolinera ilegal, como si fuera propiedad privada.
  • Nunca han mostrado las resoluciones judiciales a favor de los gasolineros,como afirma el secretario. A principios de 2011 CorpoGas comenzó la construcción de esta gasolinera con permisos que no cumplen con la normatividad vigente obtenidos en contubernio con funcionarios de la delegación Tlalpan, de la Secretaria de Desarrollo y Vivienda (SEDUVI), de la Secretaria del Medio Ambiente del Distrito Federal (SEDEMA) y de PEMEX. Las actuales administraciones siguen consintiendo la ilegalidad a favor del corporativo, violando el uso de suelo, normas ambientales que ponen en riesgo la vida y reprimiendo la protesta pacífica.
  • La “obediencia” del GDF hacia un corporativo de retirar el campamento, sólo demuestra la criminalización de la protesta social para favorecer intereses de un corporativo, pasando por encima de la ley. Su política de “decidamos juntos” deja la duda de junto con quién decide.
  • ¿A quién y quién amenazó con bloquear la carretera federal? Durante 2 años y tres meses nos manifestamos pacíficamente conforme a derecho, como lo manifiesta la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) al brindarnos medidas precautorias.
  • Si el operativo no tiene relación con la gasolinera como lo afirma el secretario, ¿a qué responde la presencia permanente de dos camiones de granaderos dentro de la gasolinera ilegal? Es muy notorio que estos elementos de la fuerza pública custodian las zonas en construcción de esta gasolinera, tanto dentro como en la vía pública que están invadiendo.
  • No estamos luchando para vencer a los propietarios, sino defendiendo nuestros derechos como pueblo y exigiendo a las autoridades que actúen conforme a derecho para que se cumpla la ley.

Las autoridades no han explicado la razón de la apertura de esta gasolinera, a pesar de que no hay ningún elemento que avale su legalidad, como lodemuestra el juicio en proceso. Estamos en espera de la resolución de dos juicios de nulidad y uno de acción pública que se ganaron contra la gasolinera ilegal, ya que el juicio de Amparo 777/2013 a nuestro favor, otorgado por el juzgado decimo quinto del Tribunal Colegiado ordenó a la Sala Superior del Tribunal de los Contencioso Administrativo del Distrito Federal (TCADF) ir al fondo del asunto.

Tampoco han explicado el desproporcionado despliegue de la fuerza pública para desmantelar el Campamento Ixtliyólotl en la madrugada del 25 de diciembre de 2013, sin presentar ninguna orden y violando las medidas precautorias de la CDHDF.

Exigimos a las autoridades que se hagan presentes y expliquen estas acciones dolosas contra el pueblo de San Pedro Mártir. Les hacemos un llamado para que actúen con verdad y honestidad, y asuman su responsabilidad de hacer que se cumpla la ley sin favorecer intereses particulares que ponen en riesgo la vida de este pueblo.

Atte.

Movimiento de Popular de Pueblos y Colonias del Sur

.

Compartir:

Leave a Reply

Top
%d bloggers like this: