No queremos una “verdad” fabricada bajo tortura: padres y madres de los 43

*“Ahora es todavía más evidente que la teoría de la PGR fue una fabricación, destacaron.

Ciudad de México, 16 de marzo de 2018. Al fijar su posición después de la publicación del informe Doble Injusticia. Informe sobre violaciones de derechos humanos en la investigación del caso Ayotzinapa, presentado ayer por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, madres y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa sostuvieron que ahora es todavía más evidente que la teoría del Basurero de Cocula fue una fabricación y exigieron avances concretos y relevantes en la investigación.

Las familias especificaron que no están defendiendo a los presuntos responsables ni juzgando si son culpables o inocentes, sino exigiendo conocer la verdad de lo sucedido con sus hijos en vez de una ‘verdad’ fabricada bajo tortura. 

Las familias acusaron que el conjunto de irregularidades y alteraciones de documentos y escenas realizado por la PGR y confirmado por el documento de la ONU-DH ha provocado que madres y padres no puedan acceder a la verdad.

Lamentaron que, en los tres años y medios transcurridos desde los hechos en la ciudad de Iguala, el Gobierno federal se ha dedicado a mentir y encubrir a funcionarios en vez de asumir sus responsabilidades y explicar con pruebas lo sucedido con los estudiantes. “El informe de la ONU es la investigación de la investigación de un gobierno mentiroso que nos quiere imponer su mentira histórica”, explicó don Mario González.

Afirmaron que, como desde el primer día, siguen preguntando dónde están sus hijos, y reiteraron que continuarán en su lucha.

Las familias ponderaron el valor del informe de la ONU-DH al señalar que confirma la existencia de un patrón de tortura contra las personas detenidas, particularmente en los casos de aquellos bajo cuyas declaraciones se construyó la teoría del Basurero de Cocula, seguido del encubrimiento a los funcionarios responsables. “Esto nos da más información pues a estas personas las obligaron a declarar lo que sus torturadores querían escuchar y no la verdad”, agregó don Mario González.

Doña Cristina Bautista sostuvo que el informe de la ONU exhibe que el gobierno ha mentido en su teoría del caso, como lo exhibieron anteriormente tanto el Equipo Argentino de Antropología Forense como el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). Por ello, exigieron madres y padres, la PGR debería retirar ya la narrativa del Basurero de Cocula.

“¿Por qué no han detenido a los policías federales que estuvieron en el Puente del Chipote y que incluso hablaron con los policías municipales cuando se llevaban a nuestros muchachos? Porque no quieren decir la verdad”, cuestionó don Emiliano Navarrete, quien destacó otra inconsistencia. “En tres años y seis meses ha sido una basura lo que el Gobierno ha mostrado. Agarran a La Rana cuando lo relevante sería que investigaran a Aguirre o a Iñaky Blanco o determinaran la participación del Ejército”, agregó don Epifanio Álvarez.

Los padres señalaron que ya no pueden tener expectativas en unas autoridades que les han mentido sistemáticamente y los han ofendido, a menos que hubiera avances concretos en las líneas de investigación delineadas por el GIEI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =